Alters

Break tecnológico

Buenas!

Como comenté en la anterior entrada, en esta vamos a hacer un break tecnológico.

Por otra parte, los cambios importantes se demoran, pero nuevas señales se acercan; no se cómo acabará esta aventura!

Y es que he conseguido otro gadget para mi colección. En este caso, un móvil nuevo.

Nada más que el Samsung Galaxy Ace II NFC. Este modelo salió en mayo de 2012 (hace 9 meses), y puedo bien decir que el cambio ha sido espectacular como mínimo.

Pasar de una BlackBerry Bold 8520 a mi actual smartphone ha sido un paso (llevaba con la BlackBerry 3 años largos)...

No digo que sea mal terminal la 8520; es más, me ha dado un resultado brutal, de esos que esperas de lo mejor del mercado. Y es que ha aguantado 3 añazos como el que más.

Incluso se le ha caído uno de los botones de silicona del costado (de tanto usarlo), tiene innumerables golpes involuntarios, y otros muchos golpes de descarga de ira (pobrecito, pagaba todos mis cabreos).

Y puedo corroborar que la BlackBerry 8520 aguanta:

 - Puñetazos en la pantalla
 - Lanzamientos contra la pared
 - Lanzamientos contra el suelo
 - Puñetazos en el teclado
 - Golpes tales que desmonten el teléfono

Y nada... a día de hoy sigue funcional.

Pero, volviendo al nuevo smartphone... ¿Qué decir?

 - El wifi funciona tan bien que asusta (usando los 30mb de ONO se nota...); con la BB apenas se notaba la velocidad wifi.

 - Pantalla mucho más grande
 - Cámara de 5mp con flash
 - Mogollón de apps buenas, por obra y gracia de San Google ( :-P )
 - Video en HD

Y un montón de pequeñas cosas que lo hacen muy atractivo, como el tema del estilo interno de los menús, el que puedas "swippear" en el teclado, el que tenga NFC, gestionar todas las conexiones con una pulsación...

Lo que más me gustó de conseguirlo es que obtuve un buen descuento...

Y aquí una imagen de mi nuevo terminal:




Y esto es todo por ahora.

En la próxima entrada volvemos a las matemáticas, penúltima parte antes del break de tema. Tengo un par de cosas pensadas para hacer, pero falta que las desarrolle...

Saludos, y...

¡Hasta la próxima!